lunes, diciembre 28, 2015

Queridos Amigos: Estamos a muy pocas horas de Navidad, y la Navidad es un tiempo para el encuentro familiar, para el encuentro con amigos y principalmente para el encuentro con uno mismo. Es por eso que les deseo que la figura del niño Jesús que nace nos recuerde el niño que fuimos alguna vez, ese niño de mirada dulce y esperanzada. Rescatémoslo de lo profundo de nuestro corazón a fin de humanizarnos y promover un cambio de actitud, para que podamos recuperar aunque sea en parte el camino perdido. Hoy a mis 45 años, recién me doy cuenta de lo que quiere decir "Dios se hizo hombre" quiere decir que Dios se humanizó, se hizo de carne y hueso. Esto me resultaba difícil de creer, tanto es así, que cuando hablaba con Él levantaba los ojos al cielo, como si Dios estuviera fuera y lejano. Y sólo acudía a Él por mis necesidades e intereses. Hoy me doy cuenta que Dios esta dentro de mi y esta dentro de cada uno de ustedes y podemos darnos cuenta que es así: Cuando somos capaces de pedir perdón, cuando somos capaces de enmendar un error, cuando somos capaces de consolar, cuando somos capaces de comprender, de escuchar, de abrazar, cuando somos capaces de amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Que importante es entonces, primero aceptarse y amarse uno mismo, de lo contrario no podremos dar lo que no tenemos. Cuando nos amemos, nos vamos a humanizar, como se humanizó Dios y podremos ponernos en la piel del otro, sabiendo que este es el camino para crecer, pero para crecer de verdad. No hablo del crecimiento físico, ni económico, hablo de un crecimiento en la humanidad completa. Pero para es necesario que empiece por mí. A partir de hoy voy a humanizarme con mi hijo, con mi familia toda, con mis amigos, con mis compañeros. Y fundamentalmente voy a humanizarme con las personas que tengo diferencias, con las personas que lastime y me lastimaron, voy a humanizarme con los enfermos, con los pobres, con los que piden justicia, con los que necesitan consuelo. Esa es mi misión y creo que es la misión de todos en esta vida"humanizarse y humanizar". Les deseo que puedan hacer su trabajo con ustedes mismos y que tengan una ¡Feliz Navidad ! , todos y cada uno de ustedes y como dice Ignacio Rivas "Les deseo que despierte en su interior su Ser CRISTICO. Disfruten en familia, que Dios los Bendiga" ¡¡¡ Feliz Navidad!!!

No hay comentarios.: