martes, octubre 28, 2008

BUSCANDOTE


Desde la profundidad de mi corazón,
Te he añorado… Te he llamado
Sin saber tú nombre.
Te he buscado…
En lo ínfimo, en lo máximo.
En lo tangible e intangible,
En mis pensamientos de caballo acartonado.
En mis suspiros que se hacen cada vez
Más intensos, que me dejan sin aire.
En mis sueños…
Donde todo es posible, te dibujo
A cada borde de tu rostro lo inundo de luz,
Como las estrellas inundan el cielo.

Te llamo…
En mis lamentos, en mis ansias de tenerte,
De tocarte con el filo de mis labios,
¿Pero que sucede? Otra vez el abismo se hace negro
En forma de astillas dentadas lastimándome el cuerpo
Volviéndome a la realidad de que tu no estas,
De que no existes, que solo SOS fruto
De mis ensoñaciones surrealistas, plagadas de duendes
Y seres mágicos, pero solo eso, el eco de mi pasado.
Donde se congelo mi pasión ,mi erotismo y solo escucho
El grito desesperado que se me acabo el tiempo,
El tiempo…
De encontrarte, de conjugar el verbo amar, besar,
Y solo estoy en esta página escribiendo,
Con la sangre de mi cuerpo, rogando conocer tú nombre,
Tu rostro, tu imagen… pero no estas
Aun así te sigo buscando en otoño ,en invierno,
En primavera ,en verano… el tiempo pasa
Se acaban las ganas, eso es malo porque significa…
Que estoy muriendo sin haberte encontrado

Lo peor de todo es que estoy muriendo, muriendo

Despacio,lentamente, paso a paso sin haber amado.

martes, octubre 14, 2008

DESEOS


Envuélveme, funde tus labios en mi boca.
Tómame de mi pelo alborotado, siente el palpitar de mi pecho
Y mis ansias vibrando de deseo.

Arráncame el vestido, ámame con todas las fuerzas de tu deseo
Y murmúrame al oído…
Que nunca antes habías amado así.

Quiero entrar en tu vida, aunque tan solo sea esta noche
Y dejarme atrapar por tu piel.
Que tus labios se escurran en mi boca
Con besos sabor a miel.

Llévame mas allá de tu cuerpo, quiero perderme
Entre el aroma del sudor de tu piel,
Quiero sentirme hechizada por esta mansa
Locura que va creciendo en mí ser.

Bórrame todas las huellas del pasado, y con tus manos
Cúrame estas heridas, que arrancaron a
Jirones mi piel.

Quédate esta noche y todas las noches de mi vida,
Y aunque me cueste decirlo, te amo, te sueño,
Te anhelo, te deseo…

Quédate, quédate rozándome la piel.

SILVINA GRAMAJO