lunes, abril 26, 2010

EL VIAJE


Mientras ella dormía ,como en un sueño sentía que algo se desprendía de su cuerpo, y ve que es ella que sale de si misma y nada puede hacer por detenerse… se va caminando, como pisando algodones, en una nube blanca, escondiéndose tras los árboles.
La noche esta obscura solo la luz de la luna llena se refleja en las pupilas de sus ojos. Por sus venas ya no corre sangre, el miedo se apodera de ella; aun así su corazón no late, entonces se detiene y ve que tiene un agujero en el lugar del corazón; pues ahora comprende cual es la prisa que lleva… va a buscar lo que ha perdido y piensa unos instantes que un cuerpo sin corazón y alma no tienen sentido.
Entonces recorre muchos lugares buscando torpemente por las calles, atravesando bosques, mares y montañas, en un tiempo de lluvia y soledad y un pasado que se le cruza como ráfagas de luces. De pronto ruidos confusos resuenan en sus oídos, es el viento frío que corta su piel arrancándola a jirones. Es ahí que se da cuenta de su desnudes y de la inmensidad de un bosque que la rodea y se queda inmóvil cuando ve una lapida que reza su nombre.
La desesperación se apodera de ella y comienza a cavar con sus manos, cava y cava sacando la tierra húmeda cubierta de pasto, mientras se ahoga en llanto y exclama ¡NO PUEDE SER, ESTA NO SOY YO! ¡ESTO ES UN MAL SUEÑO! Hasta que logra desenterrarse… y se ve pálida y por un instante casi como un preludio de su propia muerte mira pasar ante sus ojos el desfile callado de su vida, un desfile amargo de lo no hecho y se aborrece por no haberse dado cuenta que la vida va en serio.
Comienza a despertarse y su cuerpo vuelve a ella e invoca a los espíritus y a las sombras para que esto no sea mas que un mal sueño, un viaje al mas allá, pero con retorno, siente sus ojos cansados y pesados como si le costase abrirlos e implora al viento, a los árboles, al sol para que la cojan de la mano y la traigan de nuevo hasta aquí, su cama, donde la están esperando. Ahora ella sabe que esta es una nueva oportunidad que le regala la vida y ya nadie deberá susurrarle al oído los secretos más profundos para SER FELIZ.