viernes, noviembre 28, 2008

CARTA PARA JUAN


Mientras te miro jugar

ya vuelan mis pensamientos

En esta tierra del viento

La brisa te hace soñar

Y tu estridente decir

Me vuelve a la realidad

Hoy tu eres mi verdad

Mi ilusión y presentir.

Querido hijo como es costumbre siempre te escribo una carta cuando cumples años, hoy tu reloj biológico marca los doce y en este recorrido de vida que tienes espero haberte enseñado que la felicidad no se encuentra en lo que una persona tiene, si no en lo que esa persona es, que uno es mas feliz dando, que es bueno perdonar y tener muchos amigos.
Aprende, hijo que en la amistad hay que escuchar antes de dar un consejo.
Aprende que el mundo gira y que lo bueno o malo que hagas siempre vuelve.
Aprende que en este transitar por la vida sufrirás y este no se mitiga con autocompasión, si no que se supera con determinación interior y fuerza espiritual.

Aprende que el valor de una vida se mide mejor, no por los años dedicados a acumular posesiones, si no por los momentos dedicados a dar de si mismo, compartiendo sabiduría, inspirando esperanza, secando lagrimas y conmoviendo corazones, pero por sobre todo hijo aprende a no juzgar porque todos tenemos defectos y virtudes nunca olvides que Dios te ha dado el don de tener un Yo único y que tu propósito es compartir lo mejor de ese don con los demás.
Si puedes aprender todo esto y ponerlo en practica, hijo quiere decir que ya no SOS solo un niño, si no una bendición para los demás y yo podré decir que he cumplido mi tarea.
¡FELIZ CUMPLE, JUAN!

martes, noviembre 11, 2008

NO IMPORTA






No importa en que aguas turbias
Naufragaron mis palabras de amor,
Mis verbos de pasión,
Mis consonantes de lujuria,
Mis adjetivos de ternura
O los puntos suspensivos…
De todas mis dudas.

No importa…

Pronto será noviembre, será mañana
Bajaran las aguas y cada signo
Retornara a su sitio.
Entonces afortunadamente,
Rescribiré tu nombre.
Sobre el vitral.
En imprenta cursiva.
Sin acentos.

Después…

Seré afortunada de ver tu nombre
Escrito con sangre y Adornado con flores,
Así tú lo encuentres…
Y ahí al lado del tuyo
Escribas tú mi nombre.

Este poema pertenece al blog de Silvina de madrugada con el agregado del último párrafo de silvina gramajo
17/10/08