viernes, junio 06, 2008

CUANDO PUEDA



Cuando pueda abrazarte, me acercaré despacio,

te miraré los ojos y leeré en tus labios,

dejaré que mis brazos rodeen tu cintura

y acercaré tu cuerpo al mío sin apuro,

dejaré que tus brazos se agarren a mi cuello

y que tu cara roce la mía lentamente

antes de que mis labios se encuentren con tu piel.


Cuando pueda besarte, recorreré tu cara,

tus mejillas, tu cuello, tus párpados, tu frente,

me iré acercando lenta, pausada y tiernamente

hasta encontrar el dulce regalo de tus labios.

Cuando pueda...