jueves, noviembre 08, 2012


Creo que la vida ha sido generosa conmigo.  De hecho es tan generosa que estoy viva. También creo que vencer al cáncer se puede y yo soy la prueba más contundente de ello… va, en realidad todo lo que uno se proponga en esta vida se puede lograr, aunque haya muchas piedras en el camino, cuando la meta es clara el universo conspira para que esta se realice.
Soy una eterna convencida que la vida a pesar de todo es el regalo más maravilloso que Dios nos hizo y por eso vale la pena vivirla y arrancarla hasta el último trozo de disfrute que nos pertenece. Estoy aprendiendo a conocerme y en ese conocimiento se perfectamente cuanto se y se perfectamente también cuanto me falta aprender.  Ni en cien vidas podre saberlo todo, ni en mil podre acercarme a quien ha creado el universo todo, pero lo que sí puedo es cambiar el mundo antes creía que era una utopía, ahora estoy persuadida de ello y sé que con solo cambiar mis malas actitudes ya con eso contribuyo a un mundo mejor.
Me gustaría ser más tolerante con mis fallas y mis errores y tomarlos  como parte de mi crecimiento personal, aceptar mi vulnerabilidad, cuesta pero ya estoy en camino. A veces me asusto con lo que voy descubriendo mas allá de mi y sé que tengo la responsabilidad de llegar mas allá de mi misma y encontrarme con mi verdadero ser y así cuando la noche obscura inunde mi vida no tenga miedos si no el convencimiento que el cuerpo es materia y mi alma energía esparcida de manera sencilla.

Silvina Gramajo